En ocasiones somos nosotros los locos, o los cuerdos, nunca se sabe, solo actuamos de acuerdo a unos patrones, actuamos de acuerdo a un fin, no hacemos las cosas sin mas, sino por que algo nos ha llevado y conducido hacia ellas.
          Pero a veces la vida te dirige, te guía, hacia las mismas cosas una y otra vez. Y entonces te percatas de que quizás esas cosas están destinadas a estar en tu vida. Alomejor está escrito. (Maktub)

          Todo es una rueda viciosa, una rueda que se alimenta de sí misma constantemente, tiene forma de un ocho tumbado y viene a decir que la vida te cruza, te junta y te separa de ciertas cosas.

          A veces sabemos que aquello que hemos dejado atrás es porque así tenía que ser, y no lo volvemos a ver porque la vida te facilita ese camino, porque ese algo tenía que acabarse, tenía que desaparecer, y estamos seguros de ello.
          Otras veces dejamos atrás algo que la vida nos coloca en nuestro camino continuamente, como si nos lo recordara, que ahí está, y nos empeñamos en alejarnos, sin entender que quizás ese algo deba estar en nuestra vida.

          Tantas incroguencias nos sobrepasan, en lugar de dejarnos llevar. Leamos el lenguaje de la vida! el idioma de la magia! es difícil si, pero es capaz de enseñarnos a vivir de acuerdo a lo que sentimos.

          Vivir con esa parte de nosotros que solo es capaz de sacar la parte mágica de una canción.

Comentarios

Entradas populares