Día a día voy matando toda esperanza posible de olvidar. Por que cada vez resulta mas difícil sacar de la cabeza algunos de los millones de pensamientos e ideas que rondan por ahí arriba.
El tiempo es la única herramienta que podemos coger con fuerza, y mas nos vale que lo cojamos con fuerza, para olvidar.
Pero que ocurre cuando no quieres olvidar? Tu vida entra en una espiral de limitaciones, no vives, porque no olvidas, no olvidas por que no quieres hacerlo realmente.
Tengo el problema y el gran impulso, de no saber perder, por que no quiero perder, y menos ahora.
No me rindo aunque sea casi imposible.

Ahora mismo elijo no olvidar, y me atengo a las consecuencias.

Comentarios

Entradas populares