Si te preguntas qué hacer, no sabes que camino escoger, puedes dudarlo por que estás empezando a enloquecer, el permiso resulta un martirio y tu esperando a que ocurra, quizás no tengas mas oportunidades pero optas por la amargura del no saber, pero entonces te dan la posibilidad de acabar con la mentira y piensas que no va a suceder, aguantas la mirada e imaginas la esquina, aquella donde todo empezó, donde el quiso arrimarse otra vez.

Comentarios

Entradas populares