No se detienen, caminan, sonríen, juegan a ser alguien, solo extrañan el camino,
el que les hizo trepar a las telarañas de su juventud,
  sabiendo que aquel no era su destino.

Comentarios

Entradas populares