Todos nos hemos preguntado alguna vez, que significa ser feliz, que es la felicidad. Y en realidad nadie sabe contestar, y nadie suele estar de acuerdo, algunos dicen que es una emoción que sientes en un momento concreto, como cuando recibes un regalo que tanto esperabas o te dan una sorpresa, otros en cambio dicen que la felicidad es un estado continuo, que o eres feliz o no lo eres.

          Pues bien, yo creo que la felicidad aparece en mayor medida en ciertas situaciones, como cuando conseguimos ese objetivo por el que tanto hemos luchado, y también es un estado, dependiendo de tu vida, algunos son mas felices que otros y de esto no hay debate, creo que está claro.
Pero yo añadiría algo, y es que la felicidad es una forma de vida, siempre está dentro de nosotros pero algunas personas sin darse cuenta, la esconden hasta llegar a no sentirla, no lo hacen a propósito, ni tampoco significa que sean mas débiles ni menos fuertes, hay que tener en cuenta siempre que todos y cada uno de nosotros respondemos de manera diferente a una misma situación.
Otras personas fingen ser felices, fingen ser fuerte, porque quizás estén rodeados de ciertas carencias que no les permiten ver mas allá.
 Y por último están las persona que buscan la felicidad, la buscan en cada rincón, en cada aspecto de su vida, en cada situación, intentar sacar algo bueno de incluso la peor experiencia que pueda ocurrirles.

          Como he dicho la felicidad es una forma de vida, igual que el deporte es una forma de vida, o incluso la religión, independientemente de nuestras creencias y religiones, todos deberíamos ser felices, o al menos buscar la felicidad, hay que dejar aparte ciertos esquemas que tenemos grabados en nuestra mente y meter unos nuevos, en este caso, la idea de ser felices, a pesar de los problemas que nos rodean, que no van a desaparecer, pero dependiendo del color con el que miremos al problema y la importancia que le demos, serán mas o menos graves, todo depende de nosotros y de lo que queramos en nuestras vidas, tenemos que aprender a jugar con esos problemas que no son mas que balones que nos lanzan sin verlos venir, al principio esos balones te darán en la cara y te dolerá  pero con el tiempo aprenderás a esquivarlos.

Todo en esta vida requiere paciencia y sobre todo, mucha voluntad.


Comentarios

Entradas populares